Autoridades de la alcaldía de Barcelona y comerciantes que hacen vida en la zona industrial acuerdan crear un condominio que garantice el desarrollo en conjunto de esta área