Mandatario, Guillermo Martínez informó que la institución será atendida por profesionales de alto nivel, respaldados por el Ministerio del Poder Popular para la Salud 

Prensa Alcaldía de Barcelona.- El Gobierno Revolucionario del municipio Simón Bolívar inauguró la primera Unidad de Rehabilitación Funcional Visual y de Baja Visión del estado Anzoátegui, la cual funcionará en la sede de la Casa del Ciego Bolivariano.

El corte de cinta estuvo presidido por el alcalde de Barcelona, Guillermo Martínez, quien informó que el ayuntamiento invirtió un millón de bolívares en la adecuación del lugar, mientras que el Ministerio del Poder Popular para la Salud (MPPS), dispuso de más de 600 mil bolívares en equipos especializados.

Nos sentimos felices porque la revolución cada día se fortalece aún más, atendiendo a los distintos sectores de la sociedad venezolana que fueron excluidos durante tanto tiempo. En este centro se ofrecerá atención integral de más de mil 200 discapacitados visuales, registrados en la Misión José Gregorio Hernández”, destacó.

Martínez señaló que la intención de dicha unidad es mejorar la calidad de vida y desarrollo de esas personas de baja visión y añadió que la institución será atendida por profesionales de alto nivel, respaldados por el MPPS.

2014-09-30-3

Sueño realizado

Para la médico adjunto de la Coordinación del Programa de Salud para Personas con Discapacidad, Beudis Bais, la nueva unidad de rehabilitación es un logro de un equipo multisciplinario.

Nos va a permitir a cada individuo con discapacidad visual ser integrado a la sociedad, ser independiente, lograr alcanzar todas las herramientas para integrarnos a la sociedad y no ser una carga para ellos”, comentó.

Informó que el lugar contará con un equipo conformado por terapeutas, fisiatras, foniatras y oftalmólogos.

Por su parte, Carmen Itanare, coordinadora del Programa de Atención en Salud para las Personas con Discapacidad del estado Anzoátegui, destacó que el centro tendrá un horario de atención al público de 8:00 am a 1:00pm.

Las personas con discapacidad visual y baja visión podrán hacer actividades de la vida cotidiana como cocinar, planchar e incluso vestirse del color que deseen. Deseamos que tengan un óptimo nivel. Los usuarios podrán asistir desde que son niños hasta ancianos”, añadió.

Luis Chacín, quien será usuario de la nueva unidad y forma parte del porcentaje de personas con baja visión, refirió sentirse complacido que el Gobierno Municipal se preocupe por esa parte de la sociedad que desea valerse por sí mismos.

Mientras que Rafael Orence, agradeció la iniciativa del alcalde de Barcelona, Guillermo Martínez, pues “hace tiempo que no se nos tomaba en cuenta. Somos parte importante de esta ciudad y podemos desarrollarnos aún más”.

2014-09-30-2