El gobernador del estado Anzoátegui, Aristóbulo Istúriz y el alcalde del municipio Simón Bolívar, Guillermo Martínez, recibieron al nuevo obispo diocesal de Barcelona, Monseñor Jorge Aníbal Quintero, quien fue condecorado por parte de los mandatarios socialistas 

Prensa Alcaldía Municipio Simón Bolívar.- El Gobierno Bolivariano y Revolucionario regional y municipal estrecharon lazos de unidad con la Iglesia católica con el propósito de seguir trabajando en el fortalecimiento de la paz en Venezuela.

Con un acto realizado en la Plaza Boyacá del Municipio Simón Bolívar, el nuevo obispo diocesano de Barcelona, Monseñor Jorge Aníbal Quintero, fue recibido por el gobernador del estado Anzoátegui, Aristóbulo Istúriz y el alcalde de la capital de la región, Guillermo Martínez, quienes ofrecieron sus más sinceras palabras de apoyo a la Iglesia católica en las actividades eclesiásticas y de expansión del evangelio en la zona.

El mandatario regional hizo entrega al pontífice de la orden José Antonio Anzoátegui en su única clase, mientras que el alcalde de Barcelona, realizó la imposición de medalla de la orden 27 de abril 1810, por los meritos obtenidos en su labor social.

El obispo electo para la diócesis de Barcelona, agradeció el recibimiento ofrecido por los líderes socialistas, y mencionó que el evangelio de la verdad y la paz se debe esparcir por todo el territorio. “Debemos seguir trabajando por la tranquilidad del pueblo, la Iglesia les ofrece a los gobernantes la mayor colaboración y en primer lugar la oración por la gestión que emprenden”, dijo el Monseñor.

Por su parte, el alcalde socialista, Guillermo Martínez, se unió a las declaraciones del gobernador Aristóbulo Istúriz, de trabajar en conjunto para lograr la paz y la tolerancia en el país. “Venezuela es un territorio de paz, debemos seguir trabajando dentro del marco del respeto y en amor los unos a los otros, así como nos enseño Jesucristo”, manifestó el jefe local.

Cabe destacar que el obispo Jorge Quintero trabajará al servicio de un pueblo, con el propósito de expandir el reino de Dios y de fungir como guía no sólo de los bautizados en la iglesia católica, sino también de todo un pueblo que tiene necesidad de ser formados en el evangelio y de seguir los caminos de Jesucristo, el Salvador.

2014-09-12-igleisa-catolica-1 (3)