Productos como el café, maíz, cacao, plátano, así como el casabe y la ganadería son actividades autóctonas que se desarrolla en las productivas zonas rurales de la Gran Barcelona con el apoyo del gobierno revolucionario del municipio Simón Bolívar.