Infantes en situación de extrema pobreza serán el objetivo fundamental de los planes desarrollados por el Sistema de Protección Integral del Niño, Niña y Adolescente (Spinna) para el año próximo

Prensa Alcaldía de Barcelona.- Formar hombres y mujeres que construyan una patria llena de paz y vida fue uno de los objetivos principales del comandante Hugo Chávez al emprender el proceso revolucionario en el país, es por ello que siguiendo esos lineamientos la Alcaldía de Barcelona mediante el Sistema de Protección Integral del Niño, Niña y Adolescente (Spinna), presidido por la primera combatiente, Yamila de Martínez, puso en marcha el pasado mes de Mayo el programa “Rescatando Valores por la Paz y la Vida”.

Martínez dio a conocer que más de 400 infantes pertenecientes a los sectores El Espejo, Mesones, Barrio Portugal, El Eneal, San Celestino, Santa Bárbara, La Ponderosa, Geriátrico, Caño Salado y Casco Histórico participaron en las diversas actividades enmarcadas en este plan que busca enseñar y fortalecer principios como la sinceridad, honestidad, amistad, amor, entre otros, además de inculcarles sentido de pertenencia por la ciudad y el país.

De igual forma, explicó que mediante juegos tradicionales impulsan la práctica de actividades típicas venezolanas como el trompo, perinola, metras y gurrufío.

Con este programa hemos querido darle alegría y promover los valores en los más pequeños, especialmente en aquellos que se encuentran en situaciones de riesgo. El gobierno revolucionario del Barcelona liderado por el Alcalde Guillermo Martínez busca garantizar el buen vivir de todos sus habitantes especialmente de los hombres y mujeres del futuro, por esta razón desarrollamos planes que impulsen su sano desarrollo físico y mental” acotó Martínez.

Por su parte el director ejecutivo de la Fundación de Atención a la Familia, Niño, Niña y Adolescente (Fundafana), Héctor Chacín, informó que para el año 2015 las estrategias que se pondrán en funcionamiento están dirigidas hacía los sectores de pobreza extrema, cumpliendo con las líneas emanadas del gobierno nacional, regional y municipal de priorizar los sectores más necesitados.

Resaltó que el cierre del programa para este año se efectuó en la plaza Nicolás Rolando, lugar recuperado por el gobierno capitalino para el disfrute en familia. Explicó que los niños en representación de cada una de sus comunidades efectuaron actos, bailes y hasta la siembra de dos plantas como muestra de cuidado y amor por la naturaleza.

Felices

Ingrid Campos, de 7 años de edad, residente del sector El Eneal, manifestó sentirse muy feliz en haber participado en este programa, resaltó que el valor que más le gusta y pone en práctica es la amistad.

He conocido nuevos amigos y me gustó mucho jugar trompo y perinola, quisiera participar otra vez en estas actividades” manifestó Ronald Pérez, habitante del Casco Histórico barcelonés.