Como “victoria popular” fue calificada la contienda electoral del 8 de diciembre cuando Guillermo Martínez fue electo como alcalde del municipio Simón Bolívar, quien durante un año ha garantizado la construcción de una nueva ciudad a través del plan Mi Gran Barcelona


Prensa Psuv.-“Unidad, lucha, batalla y victoria”, fue la expresión usada por el pueblo revolucionario del municipio Simón Bolívar para elegir el pasado ocho de diciembre a un nuevo líder con ideales socialistas que asumiera las riendas de la alcaldía capital de Anzoátegui. Guillermo Martínez fue electo con el 52,57% votos luego de una campaña que recorrió más de 200 sectores y estableció una conexión directa con el pueblo.

La estrategia casa por casa denominadas “tomas Bolívar-Chávez”, sumado a las numerables marchas parroquiales marcaron la movilización emprendida por los militantes de la tolda roja, quienes juraron darle continuidad al legado de Hugo Chávez con la elección democrática de los candidatos revolucionarios.

En Barcelona se desarrolló una “fiesta popular” la noche del 8 de diciembre cuando fue nombrado ganador el candidato por el Psuv, Guillermo Martínez, quien su campaña aseguró liderar una gestión basada en la nueva geometría del Poder Popular.

Desde su juramentación como alcalde, Martínez anunció el Plan Mi Gran Barcelona como el método operativo utilizado para abordar las necesidades del pueblo, priorizando la seguridad, gestión social y sistema vial en las seis parroquias de lo que denominó la “Gran Barcelona”.

“Es una nueva etapa, son nuevos tiempos, tiempos de revolución con democracia participativa”, afirmó el mandatario al asegurar que la “articulación como un solo gobierno” entre el ejecutivo nacional, regional y municipal es la clave para la reivindicación del legado de Hugo Chávez, que su juicio se ve expresado en las obras inauguradas para beneficio del pueblo.

“Una victoria popular más del pueblo de Barcelona, acabando las mentiras y falsedades del hijo de Carlos Andrés Pérez y Acción Democrática. El pueblo de Barcelona decidió levantarse a construir la ciudad con esfuerzo, trabajo y sacrificio, en el marco de la Revolución Bolivariana”, señaló el ahora alcalde de la capital anzoatiguense.

A un año de la victoria

A un año de la victoria, el mandatario municipal Guillermo Martínez ha solicitado la incorporación del pueblo en la construcción de la Gran Barcelona, a su vez exhortó a los directores del ayuntamiento a abocarse “barrio adentro” para atender de forma directas las necesidades del pueblo, con el fin de hacer de la alcaldía una institución ágil.

“Haremos historia, estamos dando un golpe de timón al desarrollo de la Revolución Bolivariana en el estado Anzoátegui, desde el municipio Simón Bolívar estamos consolidando una trinchera que defenderá un legado chavista enfocado en la reivindicación del pueblo”, enfatizó el alcalde.