El Obispo de la diócesis de Barcelona, Jorge Aníbal Quintero, el alcalde Guillermo Martínez Vílchez, la primera combatiente Yamila Gil de Martínez, feligresía y parte del clero se dieron cita en esta liturgia en la que fueron bendecido los santos óleos y en donde los sacerdotes renovaron sus compromisos al servicio de la iglesia.