Vestidos de morado, descalzos y con mucho fervor los barceloneses caminaron con la “cruz a cuesta” durante la procesión por el centro Histórico, la cual estuvo resguardada por efectivos de Polibolívar

Prensa Alcaldía.- Cientos de feligreses se dieron cita en la Catedral de Barcelona para elevar sus plegarias este miércoles de Semana Santa, cuando realizaron la tradicional misa en honor al Nazareno.

La eucaristía se llevó a cabo a las 7:00 y 9:00 de la mañana y a las 5:00 de la tarde, momento en el que la imagen del Cristo con la cruz a cuestas salió en procesión por las calles del Centro Histórico del municipio Simón Bolívar junto al clero, cristianos y acompañados del Alcalde de la ciudad capital, Guillermo Martínez.

El Obispo de la Diócesis de Barcelona, Jorge Aníbal Quintero, manifestó que la celebración del Nazareno tiene la característica particular de que las familias asisten vestidos de morado, para hacer referencia al manto púrpura que le colocaron a Jesús junto a la corona de espinas.

Hoy quiero unirme en oración por todos. Sabemos que la cruz de la vida a veces se hace pesada por la incomprensión, el dolor, la pobreza y las necesidades. Pero todo tiene su valor porque se lleva por Cristo redentor. El miércoles santo es el paso que antecede a los días de Gloria y de Resurrección”, recordó monseñor Quintero.

Durante la misa y fuera de la Catedral, los fervientes seguidores oraban de rodillas, caminaban descalzos y con lágrimas en los ojos elevaban alabanzas al Nazareno de Barcelona.

Creyentes

Para Glenda Orozco el barcelonés sale todos los años a reavivar su fe durante la Semana Mayor. “Es impresionante que a pesar de todas las religiones que existen en el mundo, el católico sale a recordar la muerte, pasión y resurrección de Jesucristo”

Por su parte, Nazareth Figuera, quien por primera vez llevó a su hijo a pagar promesa ante el Nazareno, dijo sentirse satisfecha por la organización de las actividades religiosas en esta época. “Veo personas encargadas de nuestro resguardo y eso es importante. Sobre todo porque a esta misa asisten cientos de feligreses”.

Pasadas las 6: 30 pm de ayer, la imagen de Jesús cargando la Cruz camino al calvario, salió en hombros de sus fieles desde la Catedral de Barcelona hasta su casa ubicada en la calle Bolívar del Casco Central.

Centenares de devotos, vestidos con la túnica de color morado participaron en esta tradicional cita, en la que los presentes renovaron su fe y agradecieron al santo Nazareno por su sacrificio y entrega.

2015-04-01-nazareno-3