Alcalde Guillermo Martínez firmó decreto de emergencia hidrológica para agilizar las soluciones en materia de distribución de agua de la parroquia El Pilar

Prensa Alcaldía de Barcelona-. A propósito de conmemorarse los 523 años del Día de la Resistencia Indígena, la Alcaldía del Municipio Simón Bolívar y el Concejo local celebraron una sesión solemne desde la parroquia El Pilar, la cual fue constituida como capital del pueblo Cumanagoto y reconocida con la Orden Ciudad de Barcelona en su única clase, en honor a esta fecha.

El alcalde Guillermo Martínez Vílchez señaló la importancia de la participación y el protagonismo de los pueblos en la transformación de las parroquias, los sectores y las comunidades, apuntando a la reflexión social.

Hace 523 años, nuestros ancestros se opusieron a la masacre. Fue la vida contra la violencia, el amor contra el odio. Hoy reivindicados por la revolución en la voz de las verdades. Debemos resaltar nuestras raíces, darle valor a nuestros orígenes. Si no sabemos de dónde venimos, no podemos saber a dónde nos dirigimos, y la intervención del poder popular es primordial”, afirmó el mandatario.

Durante el acto, las autoridades hicieron entrega de kits deportivos, contentivos de balones de fútbol, voleibol y baloncesto, instrumentos musicales, como cuatros, guitarras, mandolinas, maracas y tambores, y telas para la creación de indumentarias indígenas. Además se otorgaron bastones para adultos mayores y 18 tanques de agua con capacidad para 900 litros a habitantes de El Pilar, Caigua, San Antonio, Capachal, Bachaquito, La Serranía, Maraca y Los Potocos III.

Emergencia hidrológica

Sobre las fallas en el servicio de agua que afecta a la población de El Pilar, Martínez firmó un Decreto de Emergencia Hidrológica e indicó que se están tomando una serie de consideraciones y acciones operativas y administrativas para afrontar la situación en materia de distribución del líquido, no solo en el centro de la parroquia sino en los caseríos.

Honor a la patrona

Como parte de la celebración de la Fiesta de El Pilar, el padre Alfredo Jiménez ofició una misa en honor a su patrona Nuestra Señora del Pilar, en la que recordó que cada 12 de octubre, la comunidad se une como hermanos en la fe, bajo la bendición de la virgen que representa una columna principal de la iglesia, como madre del templo.

En esta fecha, hay que hacer que nuestras comunidades indígenas sean valoradas y reconocidas. Que puedan sentir el amor de la madre”, exclamó durante la eucaristía.

Fuertes en la religión como tradición, los pilareños juntaron sus voces en canticos de alegría y perdón, en cuyas letras se manifestó el agradecimiento de Rosiris Alcalá, quien afirma haber sido bendecida con un milagro de la Virgen del Pilar.

Estuve enferma cuando tenía ocho meses de embarazo, padecí una infección renal y los médicos creían que ya no se podía hacer nada por mí. Estuve a punto de morir, caí en coma y luego de tres días y de haber soñado con el Dr. José Gregorio Hernández y la Virgen del Pilar, desperté y ya estaba completamente sana”, contó Alcalá.