Nuestra mayor recompensa es ver la sonrisa de esos niños y niñas y saber que hicimos bien nuestro trabajo, su felicidad es un valor incalculable, y eso nos llena de mucha satisfacción

Prensa Alcaldía Barcelona.- Entre colchones inflables, juegos, música, baile, piscina y otras actividades recreativas, 350 niños y niñas, hijos de los funcionarios de la Policía del municipio Simón Bolívar (Polibolívar) disfrutaron de una amena y divertida fiesta para celebrar la navidad.

Desde las 10 de la mañana, el Centro Ítalo Venezolano de Oriente (Civo), abrió sus puertas para que los pequeños compartieran en familia estas fechas de unión y hermandad.

El alcalde revolucionario, Guillermo Martínez, además de compartir este momento con los presentes, entregó obsequios a los más agazajados, quienes le manifestaron su agradecimiento.

Asimismo, indicó que “nuestra mayor recompensa es ver la sonrisa de esos niños y niñas y saber que hicimos bien nuestro trabajo, su felicidad es un valor incalculable, y eso nos llena de mucha satisfacción”.

Por su parte, el director de Polibolívar, supervisor agregado Jean Carlos Franco Meneses, se mostró muy complacido por el éxito de la actividad y destacó que el día domingo, una comisión de funcionarios se dirigió a la zona rural de Cambural, donde se entregaron más de 200 regalos a los niños de esa población.

Antes de celebrar con nuestras hijas e hijos, todos los funcionarios donaron obsequios para los niños de escasos recursos, ya que navidad es una época de compartir y darle a los más necesitados sin esperar más recompensa que la alegría de quienes reciben lo que regalamos de corazón”, puntualizó Franco Meneses.