Desde de diciembre hasta principios de enero, fueron trasladados 50 reos al Internado Judicial Barcelona y otros cinco al agro productivo, en el sector Puente Ayala, para un total de 55 personas trasladadas.

Prensa Alcaldía de Barcelona.- La Oficina de Control y Actuación Policial (Ocap), de la Policía del municipio Simón Bolívar (Polibolívar), inició una investigación administrativa contra cinco funcionarios, tras la fuga de un recluso de los calabozos del módulo ubicado en la urbanización Brisas del Mar.

La información fue suministrada por el jefe de seguridad municipal, supervisor agregado Jean Carlos Franco Meneses, quien detalló que en el conteo de detenidos realizado a las 5:30 de la mañana de este miércoles, los agentes responsables de la custodia se percataron de la ausencia de uno de los privados.

Ante esta situación se procedió a pasar revista, comprobándose que el recluso que se evadió responde al nombre de Luis Armando Ramos Díaz (28 años), alias “el cebolla”, quien se encontraba recluido desde el 21 de octubre de 2014, por delito contra la propiedad y las personas, a la orden del Tribunal de Control Nº 3.

Destacó que al percatarse de la fuga, se activó un plan de búsqueda por todo el sector en conjunto con otros organismos policiales del estado, extendiéndose a todas las comunidades de la ciudad de Barcelona. “Quienes resulten responsables de esta fuga, serán sancionados tal como lo establezca la ley, las condenas van desde destitución hasta privativa de libertad”, aseguró Franco Meneses.

Caso

El jefe policial explicó que al momento de ser detenido, “el cebolla” se encontraba indocumentado y aseguró que su nombre era José Luis Pérez Díaz, debido a que se encontraba evadido del Internado Judicial Barcelona, en el sector Puente Ayala. Situación que fue aclarada posteriormente, cuando se le inició el proceso policial.

Es importante destacar que los dos calabozos que tenemos en el módulo policial de Las Casitas, solo tienen capacidad para 60 reclusos y actualmente allí tenemos 107 debido a los retardos procesales”, detalló Franco Meneses.

Agregó que sin embargo, desde de diciembre hasta principios de enero, fueron trasladados 50 reos al Internado Judicial Barcelona y otros cinco al agro productivo, en el sector Puente Ayala, para un total de 55 personas trasladadas.