De esta forma se ratifica el compromiso que mantiene el Alcalde Guillermo Martínez con el progreso y desarrollo de todos los barceloneses

Prensa Barcelona.- Para garantizar que todos los habitantes de la ciudad de Barcelona tengan acceso al agua potable, la Alcaldía del municipio Bolívar continúa trabajando en la construcción del acueducto del sector Los Potocos, el cual beneficiará más de 4 mil 300 habitantes de ocho sectores, entre ellos El Maral, San Celestino, Santa Bárbara, y Los Potocos I, II y III.

El director general del ayuntamiento barcelonés, Zelim Avendaño, realizó la inspección de la obra la cual presenta un avance de 35% de su ejecución y que consiste en la instalación de 7,1 kilómetros de un canal con tubería de 6 y 8 pulgadas de PVC, con una inversión de 20 millones de bolívares.

Informó que hasta la fecha se han colocado 2 mil 650 metros lineales de tubería de 8” y estima que en mes y medio estará culminada. “Estamos haciendo nuestro mayor esfuerzo para acelerar los trabajos para que el pueblo cuente con el vital líquido antes de los días de Carnaval”.

Avendaño realizó la inspección en compañía de representantes de diferentes consejos comunales y el Círculo de Lucha Popular (CLP) de la zona. Destacó que esta obra es de gran impacto para las comunidades de la ciudad capital ya que solventará una problemática que presentaba el sector desde hace más de 40 años.

Aseguró que de esta forma se ratifica el compromiso que mantiene el Alcalde Guillermo Martínez con el progreso y desarrollo de todos los barceloneses, realizando trabajos para el mejoramiento de la calidad de vida del colectivo.

Logro

“La instalación de esta red de agua potable la estuvimos solicitando desde hace muchos años y es ahora, en tiempos de revolución, cuando se hace realidad gracias a la gestión que viene realizando el alcalde Guillermo Martínez”, expresó la representante de la mesa técnica de agua del Consejo Comunal Potocos I, Rosa Paraguán.

Yanet Paruta, habitante del sector comentó “Estamos contentos porque por fin el agua va a llegar a las tuberías de las casas de muchas familias, gracias a los trabajos articulados entre los consejos comunales organizados y la alcaldía de Barcelona”.