El proyecto del Complejo Turístico Recreacional del Caribe, aprobado por el Presidente Nicolás Maduro, fortalecerá la diversificación de la economía en la localidad

Prensa Alcaldía Barcelona.- Impulsar el desarrollo integral de la ciudad de Barcelona, es un principio fundamental en la gestión del alcalde Guillermo Martínez, es por eso que continúa impulsando proyectos para la diversificación de la economía local.

El director general de la alcaldía Zelim Avendaño, reiteró que los terrenos del sector Caicara, pertenecientes a la municipalidad, están destinados para el proyecto del Complejo Turístico Recreacional del Caribe, una obra aprobada por el Presidente de la República, Nicolás Maduro.

Con esto, desmintió las acusaciones de representantes de la comunidad indígena “Los Potocos”, quienes aseguran ser herederos por ascendencia de las tierras que fueron recuperadas para el beneficio de la colectividad. Calificó de invasor al cacique Moisés Caigua, sobre quien aseguró que durante años se ha encargado de negociar y vender terrenos que no le pertenecen.

Los derechos ancestrales están delimitados en las poligonales indígenas, que se definen a través del Ministerio de Asuntos Indígenas en el cual él no tiene ninguna injerencia”, aclaró Avendaño.

Rescate

El director general de la ciudad de Barcelona, destacó que en el cumplimiento de las políticas de rescate de tierras urbanas impulsadas por el alcalde Guillermo Martínez, el destacó el caso de anulación de una orden de deslinde de mil 600 hectáreas entre Los Potocos y otros sectores aledaños donde hay un conjunto de empresas activas.

Detalló que gracias a un trabajo exhaustivo de investigación y revisión de la documentación realizado por un equipo especializado del ayuntamiento barcelonés, se pudo hacer la solicitud de nulidad a la Fiscalía, la cual resultó favorable para el municipio y los dueños de las propiedades que están ubicadas en ese espacio.

La recuperación de espacios es para fomentar el desarrollo industrial en esa zona. Mientras que las áreas que están sin título de propiedad son municipales”, aclaró.

Señaló que desde la Alcaldía se ha actuado a través de distintas vertientes para el rescate de terrenos, los cuales advirtió “estaban ociosos, no servían al capitalismo ni al socialismo”.

Entre ellos recordó el acuerdo amistoso con los representantes de La Maestranza, que empezó como una expropiación y terminó beneficiando a todo el eje municipal porque se destinó esa área para la construcción del Terminal Metropolitano. Al igual que el espacio para el desarrollo de las soluciones habitacionales que corresponden al convenio China-Venezuela impulsado por la Gran Misión Vivienda Venezuela.

También mencionó la recuperación de unas tierras ubicadas frente al Centro Italo-Venezolano para construcción de casas así como otros terrenos en las zonas industriales destinados para el impulso de las economías públicas, privadas y mixtas.

El poner espacios al servicio del pueblo también se ha aplicado en materia de vialidad, Avendaño resaltó la ampliación de las principales avenidas para incrementar la movilidad de los ciudadanos.

Enumeró la reorganización vial que se hizo en la avenida Cajigal, al igual que en la Fuerzas Armadas donde se demolieron algunos tramos para hacer la vía y las aceras más anchas y que próximamente se hará en el tramo desde El Samán hasta la Argimiro Gabaldón para “acabar con las incansables colas y que los ciudadanos dejen de perder su tiempo en el tránsito”.

Avendaño aseguró que continuarán trabajando con honestidad, esfuerzo y paciencia para recuperar las áreas que son propiedad de todos los ciudadanos de Barcelona y profundizar el desarrollo, para hacer de Barcelona una ciudad potencia.